martes, 6 de mayo de 2008

Crucifixión en la bañera y mis hermanos detenidos (5-6 mayo 2008)

1 Se escenifican varias crucifixiones donde yo soy la víctima. Una de las escenas tiene lugar en una bañera, donde, con los brazos extendidos, miro a través del agujero del desagüe, tal como suele hacer -en el sueño- mi amigo Morgar. El agujero está en una de las paredes verticales de la bañera y, afinando la perspectiva, consigo ver el exterior de la tubería: atisbo un gran puerto moderno con arquitecturas de blanco brillante y cristal, parecidas a las de Santiago Calatrava.

En la siguiente crucifixión me suben a un gran mástil en un barco, en medio el mar. Mientras voy ascendiendo con las poleas, miro atentamente el mástil y he aquí que se va convirtiendo en la Torre Eiffel de París. Cuando llego arriba observo la panorámica desde las alturas: en las costas de mi alrededor se levantan pequeños palacetes y merodean paseantes, familias, veraneantes, ciclistas que dejan sus bicis junto a la playa, un joven negro de atuendo 'cool' y distraído. Todos lucen un aspecto frívolo y burgués, ajenos a mi martirio.


2
Mis hermanos pequeños, Lluís y Alícia, juegan en un parque de atracciones junto a sus amigos. De repente aparece la policía y los detiene. Intento llamarles pero están incomunicados: les han apagado el móvil en la comisaría. Busco desesperadamente otros contactos, como teléfonos de gabinetes de prensa de la justicia. Finalmente el esfuerzo no es necesario: mis hermanos son liberados sanos y salvos. Al verlos les riño por su imprudencia, pero mi tía Daisy me pide que baje el tono, puesto que ya hemos sufrido bastante.

1 comentario:

glòria dijo...

???????????????????????????????
ehhh??????????????